Las ratas viven cerca de las personas desde siempre. Infestan nuestros hogares porque allí encuentran calor, comida y refugio. Pero para nosotros representan un verdadero problema ya que su mera presencia pone en riesgo nuestra salud, la de nuestras mascotas y la integridad de la vivienda y otros bienes materiales. Sin embargo, puede ser difícil detectarlas, ya que son animales nocturnos que se esconden de las personas. ¿Qué signos nos indican la presencia de ratas en el hogar?

rata

Ver una rata: Ya se trate de un ejemplar vivo o uno muerto, la presencia de ratas en tu propiedad es el signo más claro e indudable de una infestación. Las ratas prefieren esconderse siempre y cuando cuenten con suficiente espacio. Pero cuando su población se incrementa, las ratas se ven forzadas a salir al exterior. Así que observar una rata a simple vista indica que ya hay una infestación con todas las letras.

deposiciones de rata

Deposiciones:Este es uno de los primeros indicadores. Las heces de las ratas son pequeñas, oscuras y alargadas, y suelen aparecen en los rincones oscuros de la casa. Un profesional puede identificar de qué especie de rata se trata simplemente observando estas deposiciones.



orina de rata

Orina: Si encuentras rastros de orina, charcos o manchas grasientas en las paredes esto también indica la presencia de ratas. Se frotan en las superficies por las que se desplazan dejando su rastro a cada paso. Su olor resulta también llamativo, especialmente en lugares cerrados.



tubo roido

Evidencia de mordidas: Como a todos los roedores, los dientes de las ratas no paran de crecer durante toda la vida del animal, y  por eso se ven obligados a desgastarlos royendo. Si encuentras marcas en la madera, en cajas de plástico o en sillones, lo más probable es que haya una infestación de ratas o de ratones. Esta evidencia suele aparecer en especial en los lugares donde se almacena la comida, como la cocina, las alacenas o la despensa. También suelen morder las tuberías para beber el agua.

Sonidos: Al ser animales de hábitos nocturnos, las ratas suelen estar más ocupadas cuando las personas dormimos. Si por la noche se escuchan chillidos, rascados o sonido de pequeños pasos, puede tratarse de las ratas, desplazándose detrás de las paredes o por los techos en busca de alimentos, o construyendo sus nidos.

Madrigueras: Las ratas anidan en lugares cálidos y secos, incluyendo cajas, armarios, gabinetes, cajones, vestidores, o encima de los muebles altos. Revisa por tu casa en busca de sus nidos, por lo general hechos de materiales blandos y esponjosos como pasto, telas, algodón, relleno de muebles, papel higiénico y ramas.

Presta atención a tus mascotas: Los perros y los gatos oyen y huelen la presencia de las ratas, y esta los pone particularmente nerviosos.

huella de rata

Huellas y marcas: En las áreas polvorientas es posible verificar la presencia de huellas de ratas. Y si no hay polvo se puede esparcir talco cerca de las alacenas de la cocina, en las salidas al exterior o los rincones por donde las ratas puedan transitar con regularidad. No deberías verificar solamente el interior de tu vivienda sino también patios y jardines, que resultan muy atractivos para las ratas y desde los cuales les cuesta muy poco invadir tu casa.

Recuerda que para contagiarte alguna de las muchas enfermedades que transmiten las ratas no es necesario que te muerdan sino que alcanza con entrar en contacto con los restos de sus deposiciones u orina. Así que a la hora de buscar signos de la presencia de ratas, no te olvides de usar una máscara protectora y guantes.