Si bien existen algunos remedios caseros que puedes utilizar para evitar que las ratas se acerquen, estos tienen una efectividad y una duración limitada, y a veces es necesario recurrir a productos comerciales. Veamos cuáles son los más comunes y cómo funcionan.

Venenos (raticidas)

veneno para ratas

Existen en el mercado diferentes tipos de cebos para envenenar las ratas. También se puede utilizar anticongelante o una mezcla de azúcar y bicarbonato de sodio. Si bien efectivos, los venenos pueden ser muy peligrosos, porque aunque matan a las ratas también pueden ser perjudiciales para toda la familia. Conviene utilizarlos en trampas para ratas y controlar que tampoco las mascotas nunca tengan acceso a ellos.

Trampas

Existen diversos tipos de trampas. Algunas mantienen a las ratas con vida, y otras, como las clásicas ratoneras a resortes, las matan. Ya hablamos sobre lo peligrosas que son las ratas muertas. A la vez, no es fácil librarse de una rata viva sin exponerse a un peligro. Por eso, evalúa bien las ventajas y las desventajas de cada tipo de trampa antes de elegir la que mejor se adapte a tu hogar.
A continuación te presentamos lo principales tipos de trampas para ratas.

Trampa con muelle

trampa de muelle

Este tipo de trampas constan de un muelle y un mecanismo de disparo en donde se pone el cebo, al acceder al cebo el mecanismo se dispara causando graves daños a la rata que normalmente morirá rápidamente.
La trampa tendrá que ser de medidas más grandes si es que se quiere atrapar a las ratas ya que las de ratoneras clásicas no funcionarían.

Trampa de captura en vivo

trampa de captura en vivo

Este tipo de trampas tiene una puerta que permite la entrada pero no la salida. Para capturar un buen número de ratas, necesitarás unas cuantas trampas ubicadas en lugares estratégicos.
Una vez que captures a una rata viva con tu trampa, déjala al menos a 500 metros de tu casa para que no regrese, en lo posible en una zona boscosa y deshabitada, para que no tenga necesidad de volver a la ciudad para conseguir comida.

Trampas eléctricas

trampa eléctrica

Estas trampas son las que proporcionan una muerte más rápida e indolora a las ratas matándolas al instante con una descarga eléctrica cuando tocan una parte metálica de trampa. Las hay de precio bastante reducido y funcionan con pilas. Tienen como inconveniente que no se pueden usar en exteriores y que no se suelen tan efectivas ya que es más difícil que una rata se quiera meter dentro.

Trampas con pegamento

pegamento antiratas

Para preparar este tipo de trampas sólo se necesita poner un cebo y impregnar los alrededores con pegamento especial para atrapar ratas.
Las ratas quedarán atrapadas en el pegamento y tendrán una muerte muy lenta si no revisas la trampa a menudo. Es una solución muy cruel que no recomendamos, a parte también vas a atrapar o causar daños a cualquier insecto o animal que pise el pegamento.

Consejos sobre el uso de trampas

No son infalibles: algunos roedores son capaces de reconocerlas y evitarlas, más cuando hay suficiente comida a su alcance y no necesitan recurrir a los cebos de las trampas.
No debemos manipular las trampas con las manos desnudas ya que el olor a humano espantará a las ratas.
Es conveniente esparcir harina o talco en el suelo, para que queden marcadas las huellas de los roedores y podamos seguirlas hasta su madriguera.

Ultrasonido

ahuyentador por ultrasonido

En los últimos años la tecnología ha desarrollado diversos dispositivos ultrasónicos para ahuyentar ratas y otras plagas, sin hacerles daño ni perjudicar a los habitantes del hogar. Son el sistema más sofisticado e higiénico para terminar con la invasión de ratas.
Estos dispositivos electrónicos emiten un sonido muy molesto para las ratas y no audible para humanos que hace se desplacen a otro sitio, aunque no es algo inmediato y puede demorar semanas hasta que las ratas desaparezcan.
Para que sean efectivos necesitas colocar uno en cada nivel de la casa (sótano, planta baja, planta alta, etc.) ya que el ultrasonido no traspasa paredes, además hay que intentar ponerlos lejos de materiales absorbentes como sofás y cortinas ya que estos disminuyen la efectividad del ultrasonido.