Las ratas (y los ratones) son una plaga que puede resultar de lo más dañina: además de la destrucción material, implican un peligro para tu salud, la de tu familia y la de tus mascotas. Pero igualmente nocivos pueden resultar algunos venenos y productos químicos de los que se usan para ahuyentarlas. ¿Cómo se puede hacer para mantener las ratas a raya de manera natural? He aquí algunos remedios caseros que se pueden emplear.

Aromas a menta

menta

Una solución que sirve para evitar una invasión de ratas antes de que lleguen a tu casa es plantar menta en los jardines, y utilizar esta hierba u otras similares (como la peperina o la hierbabuena) para aromatizar tu casa. Se trata de una hierba de fuerte aroma, que resulta desagradable para ratas y ratones, pero placentero para nosotros los humanos. Si plantas menta a la altura de los cimientos en tu casa, es más probable que las ratas desistan de entrar y elijan otro lugar para esconderse. ¿Cómo aplicar la menta dentro de casa? Simplemente emulsionando una taza de agua con una cucharada colmada de extracto de esta hierba. Utilizar este líquido en un atomizador y aplicar en los rincones de la casa, detrás de los muebles, debajo del refrigerador, en huecos y en cualquier lugar que sospeches que pueda alojar u ocultar a las ratas. También se pueden emplear bolas de algodón impregnadas con aceites esenciales de menta. Tu hogar quedará con un fresco aroma y libre de molestos roedores.

Especias espanta-ratas

clavo de olor

El clavo de olor y la pimienta de cayena, colocados en las alacenas y en los rincones, también sirven para ahuyentar a las ratas. También puedes impregnar los rincones con una mezcla de agua, detergente y salsa tabasco. Todos estos ingredientes tienen la ventaja de que no dejan residuos peligrosos. La desventaja es que solo alejan a los roedores unos pocos metros, por lo cual tal vez se vayan de tu casa, pero sigan viviendo cerca. Es fundamental renovar cada uno o dos meses las especias. Si tú no percibes ya su aroma, tampoco espantará a las ratas.

Amoníaco

amoniaco

Un aroma mucho más fuerte que repele cualquier ser vivo. Si pulverizas una mezcla de amoníaco y agua en los rincones, las ratas interpretarán que allí hay un animal mucho más grande (ya que el olor es parecido al de la orina). Pero la contra es que el amoníaco puede afectar las plantas, las mascotas de la casa y ser perjudicial para las personas si no se usa con precaución. Prueba utilizando pastillas de las que se usan para limpiar el inodoro: se las coloca detrás de los muebles y en los rincones, cuidando que niños y mascotas no tengan acceso a ellas. Para este propósito también sirven otros productos de limpieza, como la lejía o las bolitas de naftalina.

Cebolla

cebolla

Otro aroma desagradable para las ratas, aunque menos efectivo que los anteriores. La ventaja es que todos tenemos cebolla en la cocina, mientras que tal vez no encuentres de momento salsa tabasco o menta peperina. Puede servir como medida de emergencia ni bien detectas el problema. Colocar una cebolla cortada en rodajas en las entradas de un nido de ratas que has descubierto puede servirte para evitar que ingresen a tu casa mientras buscas una solución más efectiva.

Tener un gato

gato

No solamente en las caricaturas los gatos espantan a los ratones: en la vida real, las ratas también reconocen el olor de su enemigo natural, y tienden a evitar las casas en las que hay gatos. Si estabas pensando en tener un gato como mascota, esta puede ser una razón más para traerlo a casa. Pero si no estás dispuesto a comprometerte a cuidar a un animal durante los 15 o 20 años que puede vivir, también puedes pedir un gato prestado por un tiempo, o incluso esparcir la arena de una caja de gatos en los rincones de tu casa, sabiendo que esta es una solución a corto plazo. Eso sí: no cualquier gato sirve para cazar ratas. Son preferibles las hembras a los machos, mejor aún una hembra que ha tenido cría recientemente, ya que su instinto de conservación la llevará a cazar.

Lana de acero

lana de acero

Sirve para encerrar a las ratas y ratones y no permitirles el paso, ya que no pueden comerla. Utilízala para tapar cualquier orificio, rajadura o grieta por los cuales los roedores podrían ingresar a tu hogar. La lana de acero se puede utilizar en el interior o en el exterior. Es necesario reemplazarla cuando se oxida.


Estos remedios son baratos y efectivos pero si quieres saber otras opciones mucho más efectivas consulta nuestra guía de métodos efectivos para ahuyentar ratas.