No es un secreto para nadie que las ratas son una de las plagas de las que nadie puede escapar, puesto que de un momento a otro llegan a tu casa tocando la puerta e intentando adueñarse de tu casa, apartamento o zona que habites. Ahora bien, el método más común utilizado para su exterminación y para acabar con dicha plaga es el veneno. Sin embargo, ¿es la técnica adecuada? ¿Existen otras posibilidades para considerar antes de recurrir al veneno? La respuesta es: Sí. Puedes consultar aquí algunos remedios caseros.

Ahora bien, si piensas que ninguna de las mencionadas opciones te será útil o, por el contrario, ninguna ha funcionado para ti, entonces es hora de utilizar el tan famoso veneno, de los cuales encontrarás varias opciones.

Tipos de venenos para ratas más utilizados

veneno para ratas

Existen en el mercado diferentes tipos de cebos para envenenar las ratas. También se puede utilizar anticongelante o una mezcla de azúcar y bicarbonato de sodio. Si bien efectivos, los venenos pueden ser muy peligrosos, porque aunque matan a las ratas también pueden ser perjudiciales para toda la familia. Conviene utilizarlos en trampas para ratas y controlar que tampoco las mascotas nunca tengan acceso a ellos.

Anticoagulantes: El principal componente de este tipo de venenos es la vitamina K, la cual en grandes cantidades causa hemorragias internas en los roedores debido al adelgazamiento de la sangre, causando la muerte del mismo en tan solo unos días. Si bien tarda un poco en actuar, es totalmente efectivo puesto que no permite que la sangre se coagule y la rata muere desangrada.

Brometalina: Este veneno trabaja en tan solo unas horas, por lo que es uno de los más letales, y es debido a que ataca directamente el sistema nervioso de la rata. La brometalina causa rigidez en el cuerpo, hinchazón y, por último, la muerte cerebral. Dependiendo de la dosis, pueden morir entre 10 y 40 horas luego de la ingestión del veneno. Usualmente, es utilizado para instalaciones amplias como centros comerciales, compañías y campos al aire libre.

Vitamina D: Es considerado como uno de los venenos más peligrosos, puesto que de ser ingerido o asimilado por animales o seres humanos, el riesgo de fatalidad es amplio al no existir antídotos para el mismo, sin embargo, es extremadamente efectivo en su función, es decir, exterminar. El efecto que este tiene en las ratas es la absorción de altas cantidades de calcio, las cuales afectan el ritmo cardíaco de la rata, e insuficiencia renal, lo que causará la muerte entre 24 y 36 horas después de la ingestión.

La efectividad al momento de escoger el veneno de ratas proviene del hecho de que estas son anatómicamente incapaces de vomitar debido a que su tracto digestivo es muy alargado, impidiendo que la reacción natural de cualquier cuerpo envenenado, es decir, vomitar, les sea imposible, por lo que el veneno surte efecto bajo cualquier circunstancia, sin embargo, el efecto del mismo no será visible hasta 4 o 5 días después de ser consumido por los roedores, en algunos casos, mientras que en otros ocurres con mayor rapidez.

Ahora bien, no hay que olvidar que el uso de veneno puede ser muy perjudicial tanto para seres humanos como para animales, por lo que hay que tener sumo cuidado a la hora de tomar esta decisión, sobre todo en el caso de niños o mascotas, puesto que el veneno se asimila rápidamente.

 

¿Qué hay que tener en cuenta al momento de utilizar venenos para ratas?

Uno de los puntos más importantes es: ¿Tienes mascotas? ¿Tienes niños pequeños que podrían consumir el veneno por desconocimiento? Si la respuesta es sí, entonces lo mejor es optar por venenos con antídotos conocidos y que pueden ser controlados fácilmente aún cuando haya sido ingerido en gran cantidad.

Por otro lado, también se debe considerar la zona que se encuentra plagada de ratones, ¿es pequeña? ¿Se trata de una empresa o una zona industrial? Dependiendo de ello, podrás escoger un veneno más letal o uno más sencillo, puesto que conforme al lugar, la plaga podrá ser mayor o menor y podrás, incluso, pensar en aplicar métodos alternativos al uso de veneno.

Así mismo, deberás pensar estratégicamente la zona en la que el veneno será dispuesto, dado que esto es un punto crucial. Lo más recomendable es analizar la estancia y encontrar puntos fuertes por los que la o las ratas podrían desplazarse, para dejar el cebo con veneno allí y que las mismas lo consuman rápidamente. De no colocar el veneno en el lugar adecuado, el veneno no será útil, puesto que no lo consumirán y se alargarán tus penurias.

Los exterminadores de roedores, es decir, los expertos en la materia no recomiendan bajo ninguna circunstancia el uso de veneno puesto que aseguran que esta no es la solución del problema, dado que las plagas seguirán apareciendo en tu hogar si no tomas medidas para que las mismas no vuelvan a cruzar las puertas de tu morada.

 

¿Qué medidas hay que tomar para evitar la reaparición de ratas?

Lo principal es eliminar cualquier tipo de guarida o zona de confort que estas puedan encontrar en la habitación o estancia involucrada. Normalmente, las ratas ubican un lugar oscuro donde resguardarse, ya sea en depósitos, debajo de la cocina, detrás de los refrigeradores o, en general, cualquier otra clase de espacios. Al evitarles la entrada a estas zonas, estarás limitando su espacio.

Otro punto a considerar es los alimentos. Es importante no dejar ninguna clase de alimentos al alcance de estos roedores puesto que su meta es la de encontrar comida para sobrevivir. En la medida que estos no encuentren nada que comer, ni una zona donde ocultarse, se retirarán a otra casa.

No hay que olvidar, por supuesto, eliminar cualquier zanja o espacio de entrada, ya sea por las ventanas, puertas o incluso por el techo. Es necesario cubrir todas estas áreas en lo posible para disminuir las probabilidades de invasión.

Sin embargo, si aun con todas estas medidas, las ratas se apersonan en tu hogar y decides optar por el uso del veneno, necesitarás conocer todas las consecuencias del mismo tanto en animales como en personas y, por supuesto, el peligro que esto supone para ellos.

 

Peligros del consumo de veneno por animales o seres humanos

Normalmente, los síntomas de envenenamiento, tanto en animales como en seres humanos por veneno de rata tarda días en aparecer, sin embargo, este tiempo de espera variará dependiendo del tamaño, contextura y edad del animal o persona.

Aun con ello, los síntomas o efectos que se pueden presentar son similares, estos son:

Es primordial conocer que la mayoría de los venenos de ratas son fácilmente tratables con vitamina K, siempre que sean atendidos a tiempo. Sin embargo, cabe mencionar que algunas mascotas no presentarán ninguna clase de síntomas y, simplemente, fallecerán, por lo que hay que ser sumamente cuidadosos a la hora de escoger el veneno a utilizar y la zona en el que será colocado el mismo.

El veneno de rata es atrayente no solo para estas últimas, sino también para toda clase de animales puesto que tienden a ser sabrosas al gusto, por ello lo consumirán sin distinción.

Se aconseja la utilización de métodos alternativos antes de proceder al uso del veneno, para evitar toda clase de situaciones de riesgo, sin embargo, de ser justo y necesario, hay que evaluar toda la gama de opciones y trabajar en función de ello.